Motorclan


PUBLICIDAD

Ducati Diavel

Escrito por el 28/02/2011 en Ducati, Noticias

Última creación de la firma boloñesa, la Ducati Diavel es una motocicleta de aspecto imponente, musculosa, en la línea de lo que se denomina “muscle bike”, aunque si nos fijamos bien, pueden observarse detalles y características de otros estilos, custom (el asiento bajo, los casi 1600 mm de distancia entre ejes), e incluso, cierto aire de familia, con detalles que parecen heredados de su hermana menor, la Monster.

El chasis multitubular, clásico de la marca, junto con el moderno e imaginativo basculante monobrazo, casi ocultando el monoamortiguador trasero, progresivo, colocado en posición poco convencional, horizontal y muy bajo, acoge un motor de arquitectura clásica en la firma italiana: bicilíndrico a 90º, refrigerado por agua, con el cilindro anterior, casi horizontal en el sentido de la marcha, y el otro casi vertical, apuntando al depósito de combustible.

Dicho motor, de 1198 cc, rinde 162 CV a 9500 rpm, lo que convierte a la Diavel en un “endiablada” máquina de hacer kilómetros.

Las suspensiones no quedan a la zaga, contando en el tren delantero con una horquilla Marzocchi, barras de 50 mm, totalmente regulable en precarga de muelle, compresión y rebote.

Detras, el trabajo se encarga a un monoamortiguador Sachs, progresivo a través de bieletas, ajustable en compresión y rebote, y con control manual para ajustar, con total facilidad, la precarga del muelle.

En cuanto a las ruedas, a unas llantas Marchesini de impecable factura, se unen los neumáticos Pirelli Diablo Rosso II, en medidas, delante 120/70 x 17, detrás 240/45 x 17, para conseguir unas ruedas de una increíble presencia y que, sin duda, dotarán a la Diavel de un magnífico equilibrio y rendimiento.

Brembo es la marca designada para equipar los frenos de esta increíble máquina; delante, pinzas radiales de cuatro pistones, “muerden” dos discos de 320 mm de diámetro; detrás, una pinza de dos pistones ataca un único disco de 265 mm. Un sistema ABS, Ducati-Bosch-Brembo, de última generación está disponible para ambos trenes, contribuyendo, de manera significativa, a un control total de la frenada.

La electrónica está muy presente en una motocicleta de estas características: de las dos pantallas de instrumentación, una es un TFT en color, sobre la que se elige el modo de pilotaje, Sport, Touring y Urban; incorpora DTC (Ducati Traction Control) y RbW (Ride by Wire) entre otras “lindezas” electrónicas.

En resumen, una motocicleta para no pasar desapercibido en ninguna circunstancia.

Etiquetas:



PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook