Motorclan


PUBLICIDAD

Triumph Bonneville

Escrito por el 29/04/2011 en Triumph

Probablemente uno de los nombres de motos más famoso de todos los tiempos, una auténtica leyenda, Bonneville, nombre que Triumph toma del gran lago salado, localizado en el estado de Utah (EE.UU) y donde se realizan las pruebas para batir récords de velocidad en vehículos de dos y cuatro ruedas.

En esta última versión, se han adoptado algunos cambios que, si bien no afectan demasiado a su legendaria estética retro, actualizan su mecánica y mejoran su comportamiento y prestaciones.

Su motor bicilíndrico paralelo de 865 cc, refrigerado por aire, DOHC, tradicionalmente alimentado por carburadores, adopta en esta versión una sistema de inyección de combustible, diseñado para un funcionamiento mucho más limpio y poder cumplir con la estricta normativa europea Euro3. A pesar de ello, los cuerpos de mariposa se han diseñado para parecer, a la vista, tradicionales carburadores, que ocultan los inyectores y ofrecen un aspecto totalmente retro, acorde al estilo del modelo.

Rinde 67 CV a 7500 rpm con un par máximo de 68 Nm a 5800 rpm, lo cual no está nada mal para una motocicleta de estas características.

A su aspecto retro también contribuye el bastidor, de doble cuna, en acero, muy rígido y resistente, así como el basculante, de doble brazo, de sección cuadrada y fabricado en el mismo material. Otro tanto ocurre con los escapes, estilo cerbatana, uno por cada lado, lo que le confiere, a la par que su aspecto, un sonido característico.

A su vez, la poca altura del asiento y su bajo centro de gravedad, hacen de la Bonneville una moto muy manejable y fácil de conducir en cualquier circunstancia.

La suspensión está encomendada a componentes de la clásica marca Kayaba, contando delante con horquilla con barras de 41 mm y recorrido de 120 mm, y detrás, doble amortiguador Kayaba, cromados, con un recorrido de 100 mm.

El apartado frenos, delante, un disco de 310 mm de diámetro, mordido por una pinza Nissin de dos pistones; detrás, un disco de 255 mm y pinza Nissin, también de dos pistones.

Sin duda una motocicleta legendaria, con un nombre que evoca épocas pasadas y que sin embargo parece contar con un gran futuro.

Fuente: Triumph


PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook