Motorclan


PUBLICIDAD

E-Ossa Monocasco

Escrito por el 08/04/2012 en Novedades

E-Ossa Monocasco_01

De manos de los integrantes del estudio de diseño barcelonés Art-Tic nos llega esta espectacular concept bike eléctrica inspirada en la no menos magnífica y legendaria OSSA Monocasco 250 GP, a lomos de la cual, el no menos legendario piloto español Santiago Herrero, perdía la vida en 1970 en el TT de la Isla de Man.

A pesar que en una próxima entrada daremos buena cuenta de la OSSA 250 GP y su legendario piloto, no está de más hacer, aprovechando la ocasión, una breve reseña. Fue la OSSA 250 GP una moto revolucionaria para su tiempo; una monocasco en aluminio, como una única viga que incluía el depósito de gasolina, y abrazaba por arriba el monocilíndrico de dos tiempos, refrigerado por aire y válvula rotativa. Todo por obra y gracia de Eduardo Giró, joven ingeniero de la marca barcelonesa.

E-Ossa Monocasco_02

La trágica historia de Santi Herrero y la OSSA monocasco marcó para siempre a la firma, por eso, es muy de agradecer que colectivos como Art-Tic no olviden la osadía de aquella gente, que con su valentía y saber hacer, pusieron en jaque a toda la industria motociclista japonesa, a base de tesón e inventiva.

De momento es poco más que un ejercicio de estilo, y no sabemos si pasará a producción, pero lo que si es cierto es la elegancia que atesora, con ese toque vintage, llena de atractivos estéticos que hacen que no pase desapercibida bajo ningún concepto.

El estilo monocasco de la OSSA es inconfundible en la forma de la caja de la carrocería, sujetando la cubierta superior con dos cintas de cuero. Es muy probable que el bastidor no sea monocasco, y lo que esconda bajo su carenado sea un bastidor tradicional, pero el resultado final es, sin duda, monopieza, con ese carenado de dirección y faro redonde de cerco cromado al más puro estilo de los 60 y 70. A ambos lados presenta unos semimanillares rectos y minúsculos, asomando por debajo una horquilla acabada en atractivos soportes del eje delantero. Las ruedas, de radios la delantera y lenticular la trasera, forman parte importante de la estética general. Incorpora una pequeña cúpula ornamental en metacrilato de clara inspiración OSSA y detrás, un fino basculante con el guardabarros suspendido por varillas cromadas. El emblema de OSSA remata los laterales.

Sin lugar a dudas, una elegante y atractiva recreación de aquella legendaria OSSA 250 GP.

 


PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook