Motorclan


PUBLICIDAD

Comprando una moto de segunda mano

Escrito por el 08/02/2013 en Noticias

Moto segunda mano

Debido a la situación actual de crisis es cada vez más habitual recurrir al mercado de segunda mano para comprar una moto. Puede ser una buena opción para ahorrarnos un dinerillo, pero hay que tener cuidado en varios aspectos antes de realizar la compra para evitar así cualquier susto. Internet nos ofrece una amplia gama de páginas en las que podemos buscar por marcas y modelos específicos si sabemos que queremos una en particular.

Si nos decantamos por esta opción, debemos seguir una serie de recomendaciones a la hora de comprar motos de segunda mano. A continuación vamos a analizar alguna de ellas.

La primera y más obvia es que cuando visitemos una página web, el anuncio debe tener fotos. Si no hay foto vale más que desconfíes. Suele ser recomendable que la foto tenga una fecha reciente, aunque hoy en día con programas como el Photoshop se puede trampear fácilmente. Cuantas más tenga mejor, visiónalas a máxima resolución y trata de descubrir si la moto tiene algún fallo o problema. Nos tiene generar una sensación de confianza y si no deberemos descartar ya el anuncio.

Cuando veas la moto por primera vez en realidad, fíjate que es la misma que la de las fotos. Parece obvio, pero busca que no tenga ningún desperfecto que no hayas visto. Lo siguiente es preguntar el vendedor todo lo que puedas: cuándo la compró, por qué la vende, qué problemas ha tenido, si ha cuidado el mantenimiento, etc.

Una vez pasada la prueba visual y  teórica (aquí muchas veces no queda otra que confiar en lo que nos digan), pasaremos a la prueba de la moto. Aquí siempre ayuda tener un mecánico de confianza que le pueda echar un vistazo más a fondo o hacer alguna prueba para asegurarnos el buen estado de la misma. Fíjate cómo arranca, el sonido del motor, que no se caliente mucho, el humo (si lleva parada mucho tiempo es normal que al principio salga un poco de humo blanco), prueba todos los mecanismos eléctricos,…

Lo ideal para el último paso sería dar una vuelta con ella para poder ver el estado de los frenos, de la suspensión, la potencia del motor y si todo esto te convence, es probable que no tengas ningún problema con tu nueva moto.

 


PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook